Factores que han incidido en la fecundacion en los últimos meses

El día de hoy nos disponemos a abordar asuntos de pequeños, de cuando ni existian pañales como los de la actualidad de usar y tirar, nos rememoramos a la época de hace más de 8 lustros. Dado que todos y cada uno conocemos las defecaciones y las expulsiones de orina en el pequeño se realizan de forma involuntaria. La orina se realiza hasta 20 momentos al día y la cagada se suele producir de una a tres momentos diarias. Lo recomendable y más esencial puede ser que la mamá ó la mujer que cuide al pequeño tenga seco y limpio al niño en cada periodo de alimentación… A un niño que prodría ser proclive a expulsar se le asiste preferiblemente con pañales plenamente limpios ya antes de cada ingestión de su alimentación. Anteriormente de colocar en el bebé se recomienda agrandar los pañales en el orden apropiado. En primer lugar se coloca el buen pañal ancho, posteriormente el de algodón y encima el pañal de 3 puntas.

Posteriormente de retirar el pañal ensuciado, se limpian los muslos con una punta de pañal ó con celulosa y más tarde, se limpian correctamente con agua. A los pequeños pequeñas se les debería de limpiar de delante hacia atrás con objeto de evitar posibles enrojecimientos de los conductos genitales a causa de la suciedad. En la actualidad usamos polvos de talco. Entonces poner al bebé encima de un grupo de pañales que se colocarán en el orden colocado bajo los muslos. Dicho antiguo formato de envoltura de pañales posibilitaba un gran ambiente aclimatado para el pequeño, mas hemos de reconocer que tenía una ocupación que las mamás ó cuidadoras actuales, ni se deben permitir ni disponen minutos para estas tareas.

Al final del 2º mes empieza ya el bebé a patear con fuerza. Para el niño el hecho de patalear puede ser un placer inmenso y una marca palpable de que todo va bastante correctamente y se nota con salud. Cuanto mejor patea resulta ser en el momento que bañarse y previamente de colocarle los pañales. Puede ser entonces cuando el bebé demanda sus primeros pantalones a la hora de el pataleo cambiando la toquilla de franela, ya que otorgará más movilidad al bebé.

Aunque sean prácticos los pantaloncitos de goma y los pañales impermeables no necesitan ser usados por bastante tiempo por las enrojecimientos, acontecimiento que en la actualidad es complicado pues se ha resuelto todos y cada uno de los requisitos con los pañales modernos y también renovadores ya que han modificado todos y cada uno dichos defectos de los sistemas que se empleaban hace 4 décadas, ya que los pantalones de goma abrochaban la epidermis herméticamente y complicaban la transpiración y perdida de temperatura.

A lo largo de 1er año de vida del bebé no demanda aún algún calzado, los problemas de pies planos y otras distorsión de los huesos no solo no se evitan mediante calzado sino por el contrario consiguen favorecer aquella eventualidad. Los patucos que ponemos a los niños no han de terminar en pico, en su manufactura se procurará de que tengan una talla buena a la altura de los dedos con lo que se dificultará el normal progreso y movilidad de los pies del niño.

Hace tiempo los pañales que estaban húmedos se colocaban de forma inmediata en remojo. Los pañales con suciedad se lavan primero de que la caquita sea más espesa antes de limpiarlos, el pañal se ponía a hervir durante unos 10 minutos y luego se limpiaba con esfuerzo. Más tarde se ponían a secar al tendedero, también las primeras semanas deberían ser planchados puesto que el planchado colaboraba a dejarlos exento de bacterias. Figurense ustedes el trabajo que se usaba al no disponer de los pañales actuales de un uso, que aun hay disponibles de niños y pequeñas pudiendo aun seleccionar tramos de variadas edades, ello es ocasionado por que siempre que pasan las semanas el volumen de pequeño cambia. En los pañales se debería ver el nivel de renovación en todos y cada uno de dichos tiempos en dicho producto.

Unido a una correcta nutrición además higiene, el pequeño precisa incluso para su progreso que tomar el fresco y el sol. Siempre que se ponga la meteorología aceptable tenemos que ventilar a nuestro pequeño al aire libre a partir de la 2ª semana de vida y en invierno es recomendable desde del mes de vida, lo mejor es  a parques infantiles mas si no fuera posible una terraza ó un espacio al aire en el cual dé el sol sirve para el objetivo.

Patrocinado por: iera

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn