La inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida

La inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida con ciertas ventajas, este consiste en la colocación del semen masculino en el interior del útero de la mujer por medio de un método mecánico en laboratorio y con previa preparación para su éxito.  El método consigue más que todo que las posibilidades de fecundar el ovulo sean mucho mayores para que pueda ocurrir el embarazo.

El semen puede venir de la pareja de la mujer o de un donante escogido por ella, este es un método utilizado cada vez con más frecuencia en países europeos como España que ya mantienen cerca de 23 mil inseminaciones anuales.

Embarazarse por inseminación artificial no es un lujo y se presenta como una comodidad a la vez, sus precios no son muy económicos pero los resultados hacen que valga toda la pena el proceso, tanto para la mujer que puede incluso llegar a fecundar sin necesidad del contacto sexual, como del hombre al tener cualquier impedimento en su aparato reproductor.

Un bajo nivel de concentración de los espermatozoides de la pareja masculina puede ser una causa de dificultad al momento de intentar el embarazo, y este resulta además como un problema frecuente en estos últimos años; lo mismo para la mujer, que puede presentar alteración del cuello uterino, problemas de ovulación y otra cantidad de inconvenientes.

Cuando el problema viene por parte del hombre, suelen escogerse los espermatozoides con mejor movilidad para que existe una mayor posibilidad de que estos puedan llegar al ovulo, esto se hace por medio de un laboratorio y el aparato utilizado para la inseminación artificial es un especulo.

Para el procedimiento de inseminación artificial se hace estudio del ciclo ovárico de la paciente, y además se puede realizar una estimulación ovárica por medio de hormonas facilitando el proceso, aunque con cuidado de que esto no produzca el efecto de gestación múltiple.

Sin más preámbulos podríamos señalar como ventajas de inseminación artificial:

  • Un proceso sencillo: de reproducción asistida, sin anestesia y que puede ser realizado en la comodidad del consultorio de un/a ginecólogo/a de la manera más rápida y cómoda posible.
  • Es un método natural: donde el semen es introducido artificialmente por un especulo en el útero femenino, pero de igual forma se da la selección natural del esperma en el ovulo bajo un proceso indoloro y sin anestesia que le da toda la confianza y tranquilidad a la paciente.
  • El coste por inseminación artificial es baja y no requiere de personal médico extenso, mucho menos de cultivo de embriones con sistemas de manipulación y/o mantenimiento.
  • La capacitación previa ayuda en la calidad del semen además de que se la estimulación ovárica realizada con previa anticipación reduce los efectos secundarios que provoca el tratamiento hormonal.
  • Libertad para personas de mismo género: Permitiendo a las personas con libertad de género, pensamiento diferente y mujeres solteras tener la posibilidad de ser madres bajo la donación de semen, que se puede hacer bajo un donante escogido de manera propia o por medio de una lista de donadores.
  • Posibilidad de tener hijos a parejas con enfermedades terminales: Mas específicamente para el sexo masculino, que puede padecer cáncer de próstata o alguna enfermedad generalmente negativa para la reproducción; por medio de inseminación, se podría realizar el proceso y verificar de antemano la salud de los espermatozoides.
  • Le permite a personas con enfermedades de transmisión sexual, tener bebes sin llegar al contacto físico directo, aunque con limitaciones debido a los problemas que pueden traer consigo algunas enfermedades
Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn